7: Kulttuuri

Cine hispanoamericano
 

Cine hispanoamericano

Kuuntele

El cine arribó a Latinoamérica a principios del siglo XX. Este prodigioso invento había nacido en Francia a finales del XIX (Hermanos Lumière, 1895) y de inmediato cautivó a la gente. Todos, niños jóvenes y adultos, quedaron embrujados. Disfrutaban y se divertían con la imagen en movimiento aunque no tuviera sonido. Cine mudo lo llamaban. Una manta blanca en salas, galerones o al aire libre servía para la proyección de las películas. Cuando los empresarios se dieron cuenta del éxito de la “máquina de ilusiones”, como lo llama Gabriel García Márquez en su libro Cien Años de Soledad, completaron el espectáculo con música viva de fondo que contribuía al deleite de los embelesados clientes. Es de esta época que se conoce la famosa melodía El Manisero del compositor cubano Moisés Simons.

Al llegar a los pueblos más lejanos y apartados, el cine provocó una revolución cultural y social en América Latina. Entre una y otra proyección se organizaba un intermedio durante el cual el alegre público podía beber un café o refresco y al mismo tiempo intercambiar opiniones sobre la película, modas, chismes, política y hasta establecer vínculos comerciales. Muy pronto no fue suficiente con mostrar en el espejo de la imaginación un mundo lejano y desconocido, nació la necesidad de hacer cine latinoamericano que reflejara: paisajes, dramas sentimentales, aventuras y acontecimientos históricos. En otras palabras, aprovechar la posibilidad de almacenar la memoria con imágenes en movimiento y exponerla al público.

Los inicios de nuestro cine se pueden apreciar recordando al médico español José Buil Berenguer que había arribado a México a principios de 1900 y filmó cientos de escenas familiares y locales a partir de 1923 con la cámara de cine que recibió de regalo. Este material, junto con fotos y correspondencia, sirvió para elaborar el documental mexicano La Línea Paterna. En 1914 se filmó el cortometraje Carnaval de Barranquilla. En 1922 se hace María, primer largometraje romántico colombiano basado en la obra del escritor Jorge Isaacs. La película La Mujer Cubana se hace en 1915.

Cuando escribimos del cine latinoamericano, tenemos que tener presente el aporte que a éste ha proporcionado la literatura latinoamericana y el concepto de cine de autor, o sea, cine de calidad aunque no sea comercial, en la actualidad también lo llaman cine independiente. Sin olvidar que aquí siempre han admirado y valorado las distintas escuelas de cine y a sus representantes: Buñuel, Saura, Almodóvar, Fellini, Antonioni, Robert Altman, Truffaut, Vittorio de Sica, Bergman y cuántos más.

Volviendo al tema del cordón umbilical que une a la literatura y al cine latinoamericano, citaremos algunos ejemplos: García Márquez al radicarse en México en los 60 conoció a Juan Rulfo y juntos escribieron guiones cinematográficos, incluso en esa época se llevó al celuloide la novela Pedro Páramo. Con el apoyo de García Márquez se fundó en Cuba en 1986 la Escuela Internacional de Cine, Televisión y Video de San Antonio de los Baños y allí han estudiado cientos de jóvenes del Tercer Mundo. Michelángelo Antonioni llevó al cine en 1966 el cuento del argentino Julio Cortázar Las barbas del diablo, con el titulo Blow-Up y Jorge Luis Borges escribió textos críticos sobre cine. El escritor cubano Guillermo Cabrera Infante elaboró guiones cinematográficos, citemos Wonder Wall, con música de George Harrison.

El libro Castigo Divino del escritor nicaragüense Sergio Ramírez, empieza en el momento en que el principal personaje de su novela se encuentra en un cine de León, Nicaragua, en 1932, viendo la película norteamericana Castigo Divino. El peruano Francisco “Pancho” Lombardi convirtió en cine La Ciudad y los perros de Mario Vargas Llosa. El brasileño Joaquim Pedro de Andrade, filmó Macunaima, basada en la novela de Mario de Andrade. Variada es la obra del chileno Miguel Littín autor del proyecto colectivo Acta general de Chile (1986), en 1980 filmó La Viuda de Montiel, una producción conjunta de México-Cuba-Venezuela y Colombia, según la historia escrita por Gabriel García Márquez. El argentino Eliseo Subiela realizó El lado oscuro del corazón basado en textos de tres poetas: los argentinos Oliverio Girando y Juan Gelmann y el uruguayo Mario Benedetti. El cubano Tomás Gutiérrez Alea conocido por su film Fresa y Chocolate (1993), produjo Memorias del subdesarrollo según el libro de Edmundo Desnoes. Basada en el libro del mexicano Carlos Fuentes, Luis Puenzo filmó en 1989 Gringo viejo. La lista es larga, pero para terminar solamente quiero recordar que en Finlandia hemos tenido la suerte de ver El Silencio de Neto (1994) obra de los guatemaltecos Luis Argueta y Justo Chang y La Hija del Puma (1994), del director sueco Ulf Hultberg.

Ejercicios: Busca en el texto
 
1. 1900-luvun alussa
 
2. Sitä kutsuttiin mykkäelokuvaksi.
 
3. Sadan vuoden yksinäisyys
 
4. väliaika
 
5. solmia kauppasuhteita
 
6. seikkailuja ja historiallisia tapahtumia
 
7. elokuvakamera
 
8. ensimmäinen romanttinen kolumbialainen kokoillan elokuva
 
9. laadukas ei-kaupallinen elokuva
 
10. elokuvakäsikirjoituksia
 
11. kolmen runoilijan teksteihin perustuva
 

TakaisinSeuraava

ESPANJA
Kurssin etusivu
La cultura española
Cultura hispanoamericana
Arte indígena tradicional
Literatura

Cine

Música
Presente de subjuntivo
Imperatiivi
Käskyt ja kiellot
Kielioppikartta
Sanasto


 

OpetushallitusEtälukio KäyttöehdotOhjeet